miércoles, 19 de abril de 2017

Las cifras de la vergüenza del empleo juvenil: paro, bajos salarios y temporalidad




Cuatro de cada 10 jóvenes menores de 25 años no tiene trabajo
Más de la mitad de los contratos que firman dura menos de seis meses

Jóvenes y sobradamente precarios. Cuatro de cada 10 profesionales menores de 25 años no tiene trabajo y más de la mitad de los contratos que firman tiene una duración inferior a seis meses. Ésta es la triste fotografía que retrata el informe que este martes presentó el sindicato UGT, que analiza la situación laboral de este colectivo.


Lejos de disminuir, la tasa de temporalidad de los jóvenes -que se sitúa en el 57%- se ha incrementado en más de tres puntos en los dos últimos años.
Una precariedad que les impide emanciparse o hacer planes de futuro a medio o largo plazo. Además, la escasa duración de los contratos también hace que en ocasiones no puedan recibir la prestación por desempleo.

La parcialidad involuntaria, una de las lacras que se resiste a desaparecer de nuestro mercado laboral, afecta también de manera especial a los jóvenes. De hecho, el 55% de los ocupados menores de 35 años trabaja a tiempo parcial porque no han encontrado un empleo a jornada completa.

Desde UGT apuntan que «hay una creencia equivocada en ciertos sectores de la sociedad y parte del empresariado de que la contratación a tiempo parcial beneficia a la juventud, al permitir la compatibilización de los estudios y el trabajo». Sin embargo, advierte el sindicato, «cuando la contratación a tiempo parcial no es voluntaria, lo que ocurre es que se precariza el trabajo, al reducirse el horario y el sueldo».

Precisamente, en los salarios es donde se observan las diferencias más acentuadas respecto a los trabajadores de más edad. Los menores de 25 años son el colectivo con menores remuneraciones respecto al resto de población. La brecha salarial se sitúa en el 50%, es decir, los jóvenes cobran la mitad del sueldo que los mayores de esa edad, debido a que sus condiciones laborales son más precarias.

Así, frente a los 11.568 euros de media al año que perciben los menores de 25 años, los mayores de 55 cobran casi el doble: 21.621.

Para la vicesecretaria general de UGT, Cristina Antoñanzas, las medidas que hasta ahora ha puesto en marcha el Gobierno en relación al desempleo juvenil «se han mostrado totalmente ineficaces. Europa nos ha dado 3.000 millones de euros para los jóvenes que no se están utilizando, ya que no se está creando empleo estable y de calidad».

«Hasta ahora», añade, «sólo un tercio de los potenciales beneficiarios se han inscrito, y lo que estamos percibiendo es que las empresas contratan a los jóvenes con este programa, a los seis meses les echan y vuelven a contratar a otro joven sólo para beneficiarse de la bonificación».

ISABEL MUNERA - munerais  Fuente: El Mundo. 19 abril 2017

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pincha aquí para ver el trabajo que se hace en la Fundación Atenea